LA EXPOSICIÓN IBEROAMERICANA DE 1929: ¿PIEDRA ANGULAR DE LOS REMEDIOS?

Exposición Iberoamericana

Sin lugar a dudas, la Exposición Iberoamericana de 1929 cambió la cara de una Sevilla más introvertida hacia la moderna capital de hoy en día. El ensanche de la ciudad hacia lo que hoy conocemos como Los Remedios, fue una de las herencias más grandes de esta exposición. Aunque, la exposición en sí misma, no fue la fundadora del barrio, sí sentó las bases para su posterior desarrollo.

A pesar de que en términos económicos, la Exposición Iberoamericana no tuvo la repercusión planeada, fue un punto de inflexión en el crecimiento urbano. Para muchos expertos, la modernidad de Sevilla y el nacimiento de Los Remedios se debe analizar desde este momento histórico tan importante.

Exposición Iberoamericana

¿Qué fue la Exposición Iberoamericana y por qué se relaciona con Los Remedios?

La Exposición Iberoamericana fue el sueño de un grupo de sevillanos visionarios que soñaban con poner a su ciudad en el punto de mira mundial. Hasta ese entonces, se habían celebrado exposiciones mundiales como las de Londres, París, Nueva York o Chicago. Estos eventos habían representado para esas ciudades un avance increíble en términos económicos y de tecnología.

Además de la afluencia de visitantes, inversionistas e industriales, las ferias mundiales eran una oportunidad perfecta para hacer negocios y lograr nuevas metas. Sin embargo, organizar una feria mundial era un macro evento cuya envergadura superaba a la de Sevilla. 

No obstante, la experiencia del pasado reciente había traído a la ciudad la exposición “España en Sevilla”. Un ciclo de eventos que traía representaciones de cada rincón de España con exposiciones agrícolas e industriales.

Estas exposiciones de un mes de duración, eran organizadas muy cerca de las Ferias de Abril y tuvieron un gran éxito. Esta experiencia le dio a los organizadores la idea de planear un evento a mayor escala que incluyera a varios países iberoamericanos.

La Exposición Iberoamericana traería exposiciones de productos, cultura y desarrollo agrícola e industrial de varios países americanos, incluyendo a Estados Unidos y España. Este proyecto requería de una transformación en la ciudad. La Sevilla de la época no contaba con una infraestructura para albergar las delegaciones y visitantes a un evento tan fastuoso.

Fue entonces cuando se inició un plan de expansión de la ciudad extramuros para crear las condiciones físicas necesarias para la Exposición. Para ello, fueron necesarios hacer varios ajustes urbanos que limitaban la capacidad de la ciudad. Uno de esos ajustes, fue la chispa inicial que hoy en día nos permite disfrutar de Los Remedios como uno de los barrios más emblemáticos de Sevilla. Veamos cuáles eran esos retos.

Exposición Iberoamericana

Los desafíos urbanos para la Exposición Iberoamericana de 1929

Durante varios siglos, Sevilla fue el principal puerto de España y uno de los puertos más importantes de Europa. A nuestra ciudad llegaban todos los productos de las colonias americanas, salían personas, tecnologías y recursos. América y Sevilla siempre han tenido un lazo especial y único que difícilmente se haya forjado en cualquier otra ciudad española o mundial.

Sin embargo, esa ciudad floreciente y pujante de la época colonial había perdido su fulgor. El puerto de Sevilla había sufrido pocas o prácticamente ninguna modernización desde que los míticos galeones españoles zarpaban hacia Las Américas.

Por ende, la modernización del puerto era el objetivo primordial a modernizar y reestructurar para recibir los barcos con visitantes mundiales. Además del puerto, se iniciaron los trabajos para la construcción de puentes sobre el Guadalquivir.

Canalizar el meandro del río y resolver las inundaciones en las riberas del Guadalquivir era urgente. Lo que hoy es la Avenida República Argentina, se convirtió en un canal que resolvería de forma temporal las inundaciones y sus efectos urbanos y de higiene pública. 

Sevilla era azotada anualmente por inundaciones que traían problemas de epidemias, mosquitos y moscas que afectaban la salud pública sevillana. La canalización del río hasta lo que hoy es la Circunvalación Sevilla resolvió de manera eficaz este problema.

Asimismo, la construcción de los pabellones y la grandiosa Plaza España fueron obras que cambiaron el paisaje urbano de Sevilla para siempre. Los hoy Parque María Luisa y la zona aledaña a la Plaza España fueron hechas para la Exposición Iberoamericana. A esto, debemos sumar las reformas en las calles cercanas, la construcción de plazas y zonas públicas que hoy son los íconos turísticos de la ciudad.

Exposición Iberoamericana

La Exposición Iberoamericana como piedra angular de Los Remedios

Una exposición tan importante como la Exposición Iberoamericana crea un movimiento urbano y logístico impresionante. Un flujo de visitantes tan grande requería de grandes estructuras hoteleras y de viviendas temporales.

La infraestructura hotelera de la ciudad era insuficiente, por lo que se erigieron lo que hoy son los hoteles Alfonso XIII, Cristina y Majestic. Grandes estructuras de lujo para albergar dignatarios y representaciones diplomáticas, así como a empresarios y personajes importantes de ambos lados del Atlántico.

La Ciudad Jardín se edificó con la intención de servir de alojamiento para los visitantes de la Exposición Iberoamericana. Adicionalmente, se habilitaron los terrenos del Convento de Los Remedios y la ermita de la Virgen de Los Remedios para tal fin.

El alojamiento de visitantes, trabajadores y expositores no fue más allá de la hoy Calle Juan Sebastián Elcano. No obstante, fue un avance urbanístico fundamental para las obras que se iniciarían en la década de los 40’ s y que serían la piedra angular del barrio de Los Remedios actual.

El proyecto de corta de Tablada y el puente levadizo de Alfonso XIII, fueron puntos clave para el proyecto del barrio de Los Remedios. Pero, sin la canalización de las subidas del río y la casi erradicación de los brotes de tifus y cólera, la Exposición Iberoamericana, no habría sido posible. Pero, no sólo eso, sin estos trabajos, los terrenos adyacentes al Convento de Los Remedios, no se habrían transformado en el barrio actual.

Por supuesto, existieron muchas razones que han hecho a Los Remedios barrio que es hoy en día. Un crisol de modernidad, prosperidad y calidad de vida. Pero, es imposible desligar a la Exposición Iberoamericana de 1929 como el inicio de una serie de eventos que transformaron esta zona en Los Remedios moderno.

Deja un comentario

Comparte esta Entrada

Te puede Interesar...