VENDER UN PISO AMUEBLADO EN LOS REMEDIOS ¿SI o NO?

piso-amueblado-en-Los-Remedios

La duda sobre vender un piso amueblado en Los Remedios es muy frecuente entre los propietarios que desean obtener los máximos beneficios. Además de obtener mejores precios, algunos vendedores consideran que puede ser un plus que puede hacer el piso más atractivo.

Pero adicionalmente, para algunos propietarios, vender un piso amueblado puede resolver un problema mayor… ¿Qué hacer con los muebles y electrodomésticos? Para estos propietarios, deshacerse de sus muebles genera una operación extra que puede crear más problemas que ventajas. El coste de los guardamuebles y/o el tiempo de publicar y vender muebles puede ser desgastante.

Es por ello que para estos vendedores, vender un piso amueblado en Los Remedios tiene más ventajas que desventajas. Sin embargo, es importante comprender que no siempre esta es una buena opción. Asimismo, existen diferentes elementos que pueden hacer que decidirse por vender un piso con los muebles puede ser desventajoso. Por otro lado, hay que considerar en todo momento la visión de los posibles compradores. Para algunos expertos en el mercado inmobiliario, la venta de pisos amueblados debe analizarse muy bien antes de decidirse.

Poniéndose del lado del comprador, el estado, obsolescencia y estilo de los muebles pueden jugar en contra y retrasar la venta. Además, debemos recordar que al vender siempre debemos ponernos en los zapatos de quién compra. Así, podemos entender qué y cómo quieren los compradores ver nuestro piso. Sin duda, existen ventajas y desventajas así como una serie de consideraciones que tenemos que hacer antes de tomar una decisión. Veamos los pros y contras de vender un piso amueblado en Los Remedios en el mercado actual.

piso-amueblado-en-Los-Remedios

Ventajas de vender un piso amueblado

Vender un piso amueblado tiene múltiples ventajas tanto para el vendedor como para el comprador. Un piso amueblado le muestra a quién pretende comprarlo que puede ser un hogar más que metros cuadrados, paredes y suelos. Si se hace de manera correcta, esto puede ser un valor diferenciador del piso que puede incrementar su precio y sus posibilidades de venta. A la hora de tomar la decisión sobre vender un piso amueblado en Los Remedios, se deben analizar estas ventajas y beneficios:

Mayor atractivo para el comprador 

Los pisos amueblados son más atractivos para los posibles compradores, pues les permite visualizar cómo se vería el espacio con los muebles. Asimismo, les da la oportunidad de ver cómo se ve la decoración con los muebles incluidos. Al final, este elemento puede facilitar la toma de decisiones y acelerar el proceso de venta.

Valor añadido al piso

Al vender un piso amueblado, los muebles y electrodomésticos pueden agregarse al precio siempre y cuando sean de buena calidad. En este punto debemos detenernos pues aumentar el precio del piso con muebles en mal estado puede ser una desventaja.

Los compradores pueden ahorrar tiempo y dinero

Para muchos compradores, especialmente para aquellos que tienen más prisa por mudarse, los muebles son una ventaja. Tener el piso listo para habitar puede ahorrar el tiempo de elegir y comprar muebles. Además, de entrada (a menos que sean 100% nuevos) se considera que los muebles incluidos serán más baratos que el precio de mercado. 

Mejora la competitividad del piso en el mercado

Decidir vender un piso amueblado en Los Remedios puede ser un diferenciador entre dos opciones similares. Si el comprador está analizando dos alternativas, el piso amueblado puede ser el elemento que le de al tuyo, el primer lugar.

Potencial para los inversionistas

Si el comprador es un inversionista que no vivirá en el piso sino que lo pretende comprar para alquilar, los muebles pueden ser un plus. Para este tipo de compradores, los pisos amueblados pueden salir al mercado de forma más acelerada. Por ende, pueden rentabilizar su inversión más rápidamente y así ser más ventajosos para ellos.

Desventajas de vender pisos amueblados

Aunque para muchos vendedores, un piso con muebles es siempre garantía de venta, la realidad puede ser muy distinta. En algunos mercados, los muebles son todo lo contrario, un elemento que descarta al piso como una opción. Además, debemos recordar aquello de “para gustos… ¡Los colores!” Es decir, que algo nos parezca muy atractivo y de buen gusto, no siempre será tomado así por el comprador.

Esto puede causar un efecto de distracción o incluso de rechazo en algunos compradores. De hecho, los expertos en ventas de inmuebles siempre recomiendan analizar bien la opción de vender un piso amueblado en Los Remedios. Y he aquí algunas de las razones por las que los especialistas pueden ver desventajas:

Limita la universalidad de la venta

Es decir, al definir un estilo de decoración mediante los muebles, en realidad estamos descartando a aquellos compradores que no siguen ese estilo. Para algunos incluso, un determinado tipo decorativo puede ser un factor de rechazo. Por esta razón, una de las recomendaciones es buscar estilos más neutros para muebles, electrodomésticos y elementos decorativos.

Pueden ser un elemento distractor

A la hora de comprar, una persona puede fijarse en el estado de los muebles en vez de fijarse en los elementos propios del piso. El estado de los muebles pueden darle a los compradores un factor de distracción que alargue el proceso de venta. 

Los muebles deben estar en perfecto estado

Siguiendo con el punto anterior, si los muebles tienen algún desperfecto o maltrato, pueden distraer a los compradores y desmerecer el valor integral del piso. Por ello, a la hora de vender un piso amueblado en Los Remedios, debemos estar muy seguros de que los muebles estén en perfecto estado.

Por último, la mejor recomendación de los especialistas inmobiliarios de Los Remedios es considerar que los muebles no deben ser un punto inflexible. Es decir, si el estado, antigüedad o estilo de los muebles afecta negativamente la venta, lo mejor es pensar en quitarlos de la oferta. 

Un piso amueblado puede ser un plus en la venta de un inmueble pero no siempre es el factor decisivo. Además, en toda la operación, el valor económico de los muebles puede ser el menor y como tal, el más susceptible a no estar incluido. Recordemos que el valor sentimental de nuestros muebles no siempre será apreciado por los compradores. Siempre debemos concentrarnos en el piso como principal protagonista de la venta.

Deja un comentario

Comparte esta Entrada

Te puede Interesar...