LAS ZONAS COMUNES DEL EDIFICIO ¿INFLUYE EN LA VENTA DEL PISO?

zonas comunes del edificio

Las zonas comunes del edificio es un concepto relativamente nuevo en la arquitectura urbana. De hecho, la mayoría de los edificios más antiguos de Los Remedios y muchas ciudades españolas no tienen estas zonas compartidas entre la comunidad.

En las nuevas construcciones, y por nuevas nos referimos a los edificios hechos en los últimos 30 años, las zonas comunes son un reclamo indispensable. Quizá por cambios sociales o por elementos arquitectónicos que son tendencia mundial. Lo cierto es que, los especialistas en el mercado inmobiliario nos encontramos todos los días con la misma pregunta por parte de los compradores: ¿Cómo son las zonas comunes del edificio?

Las zonas comunes del edificio están definidas como aquellas de uso común por todos los propietarios e inquilinos del inmueble. Generalmente, se establecen como comunes a rellanos, portales, garajes, ascensores y azoteas. No obstante, en el concepto moderno de la arquitectura residencial, se refieren más a jardines, parques, piscinas y áreas de ocio.

En las nuevas urbanizaciones construidas desde los años 80 y 90’ s, las zonas comunes han adquirido una nueva dimensión. Actualmente, se consideran como un elemento indiscutible de lo que se conoce como calidad de vida urbana. Un factor clave en la toma de decisiones sobre la compra de un piso.

En muchos de los edificios más antiguos de Los Remedios, no existen zonas comunes como piscinas o parques adaptados para niños. ¿Esto puede afectar el precio de un piso en Los Remedios? Veamos como las zonas comunes del edificio pueden influir en el precio de un piso.

zonas comunes del edificio

¿Por qué existen edificios con y sin zonas comunes? 

La arquitectura residencial no es sólo una especialidad dedicada a diseñar lugares para vivir. Esta rama del diseño estructural se va adaptando a las necesidades y objetivos de la sociedad de forma continua. Por ello, a partir de la segunda mitad de los años 80, la arquitectura de edificios comenzó a sufrir algunos cambios importantes.

Los edificios, hasta hace unos 30 o 40 años se diseñaban como unidades de vivienda con énfasis en el diseño de cada unidad por separado. Los edificios con mayor o menor ornamento, no tenían zonas compartidas de esparcimiento de sus habitantes. La saturación de los cascos históricos de las ciudades comenzó a poblar las áreas extraurbanas con mayor espacio constructivo.

Estas nuevas urbanizaciones con mayor superficie de construcción se hicieron con un diseño que pudiera darle a los habitantes un mayor confort. La inclusión de piscinas, parques y zonas recreativas comunes le dio a estas urbanizaciones una compensación por la distancia a los centros de trabajo urbanos.

Las personas podían llegar a casa y tener todas las comodidades de la ciudad sin volver a ella. Estos elementos funcionaron perfectamente como un atractivo a estas nuevas unidades más alejadas de la ciudad. Vivir fuera del casco urbano se fue convirtiendo poco a poco en una opción para las familias y jóvenes.

Muchas unidades residenciales de la ciudad comenzaron a replantearse contrarrestar este éxodo de residentes que podía reducir el precio de sus propiedades. Por ello, en Los Remedios y muchas zonas de la ciudad se comenzaron obras para hacer zonas comunes del edificio como un elemento arquitectónico atractivo.

Pros y contras de las zonas comunes del edificio en Los Remedios

Las zonas comunes del edificio son indiscutiblemente un valor añadido a una construcción con elementos que mejoran la calidad de vida. Tienen muchas ventajas en lo relacionado al confort de sus habitantes que resulta en una mayor percepción de valor del inmueble.

Las ventajas de bajar a la piscina en verano o que los más pequeños puedan jugar libremente en un parque privado son indiscutibles. La posibilidad de compartir con los vecinos en áreas de distensión ha sido un elemento de unión en muchas comunidades. Sin embargo, las zonas comunes también tienen algunas desventajas que son importantes conocer como:

Mayores gastos de comunidad 

La contratación de servicios de jardinería, mantenimiento de parques, piscinas y trabajadores de limpieza aumenta considerablemente los costes operativos del edificio. Además, las comunidades con zonas comunes más grandes tienen la obligación de contratar empresas de servicios, suministros y mantenimiento que suelen ser costosas. 

Todos estos costes se reflejan en la cuota mensual de comunidad que se incrementan cuando las zonas comunes del edificio son más grandes. En los bloques más pequeños o con menos pisos, estos gastos individuales son mayores que en grandes urbanizaciones.

Mayor nivel de ruido 

Por las tardes o en los días de verano, las zonas comunes generan una cacofonía de niños jugando y personas hablando superiores. Es inevitable que al tener zonas de juego para los niños y mascotas, los ruidos se incrementen de manera exponencial.

Esto puede llegar a ser un poco molesto, especialmente para los pisos más bajos o más cercanos a las zonas comunes. Para las personas que trabajan desde casa, muy sensibles al ruido o convalecientes, esto puede ser una gran desventaja.

Aumento de la entrada a personas ajenas a la comunidad

Es prácticamente imposible impedir que las zonas comunes del edificio atraigan a personas que no son vecinos de la comunidad. Los parques y piscinas de los edificios se pueden llenar de amigos o familiares de los residentes, lo que puede llegar a ser un inconveniente.

En algunas comunidades han tenido que establecer mecanismos de control de acceso, lo que incrementa aún más los costes de comunidad. Por supuesto, a mayores visitantes extraños a la comunidad, la seguridad se puede ver comprometida y necesita mayores sistemas de control. Ahora bien, la pregunta de muchos propietarios es: ¿Cuánto afecta al precio de los pisos las zonas comunes del edificio? Lo cierto es que técnicamente, el precio por metro cuadrado se afecta muy poco por las zonas comunes. 

Pero, un aspecto que no podemos dejar de lado es que a medida que los inmuebles tengan mayores valores diferenciales, tendrán mejor posición de mercado. Los mayores atractivos pueden ser elementos que los compradores analicen a la hora de decidirse por un piso u otro.

Los Remedios es una de las zonas que mejor compensa la falta de zonas comunes en sus edificios. La disponibilidad de parques públicos de excelente calidad y una oferta infinita de bares, centros culturales y zonas de entretenimiento. Esto hace que en Los Remedios, las zonas comunes del edificio sean un plus pero que no necesariamente tengan mayores efectos en el precio final. 

Deja un comentario

Comparte esta Entrada

Te puede Interesar...